Thursday, December 12, 2013

CAPITÁN


-Capitán, parece en atención-  Le ordena la voz de Mario Méndez.

Como cada tarde, justo antes de caer la noche, sentado sobre el puente con su mascota al lado. Por debajo corrían las líneas del ferrocarril. El lugar algo místico, encantador con su gran algarrobo florido, justo al lado del puente, cual músico inspirado sonando sus  vainas  batidas por el viento.  Las dos terminaciones en curvas barrocas donde solíamos sentarnos.  Los muchachos de la barriada acampábamos para escuchar los cuentos de aparecidos de Mario Méndez y reírnos de las peripecias de Capitán, el perro de patas cortas y pelo negriblanco  ralo, que obedecía sin chistar la voz de su amo, mejor, su amigo. 

-Pues sí, eso pasó por allá por Jagüey Grande…que me trague la tierra si miento -así comenzaba cada historia.  Entonces, sin previo aviso, podía detener  la narración, dirigirse a su perro y bien serio preguntarle-¿No es así, capitán? Quien  ladraba y movía su cabeza afirmativamente provocando una sonora carcajada en la muchachada.

Las peripecias de Capitán eran bien conocidas en el pueblo.  Mario lo hacía pararse en atención en dos patas  o girar dando la media vuelta militar. Siempre llevaba con él dos laticas. Una para darle de comer y otra para el agua.  Pero, a veces, tenían otra función: eran el tesoro. Con su voz de locutor de campo, le ordenaba: - Capitán, ese el tesoro que usted debe cuidar…escuche bien, nadie lo puede tocar ¿Entendido? El can emitía unos gruñidos de aceptación y, si alguien osaba acercarse, ladraba enseñándole todos los dientes en tono amenazador.  Ahora bien, cuando Mario daba la orden todo cambiaba – Capitán, deje que los niños toquen el tesoro- Los gruñidos cesaban, se retiraba y permitía que  lo tocaran sin reparo alguno.  

Cuando oscurecía, Mario y Capitán se retiraban a su casita de palma y guano, justo al final del callejón que nacía pasado el puente. Me parece verlos aún: la figura quijotesca de más de 6 pies, sonriente y dicharachero acompañado de su gran amigo.  

Una tarde faltaron a la cita. Nos preguntábamos qué podría haber pasado.  Preocupados, nos dirigimos a los mayores,  quienes descubrieron que Mario ya no estaría más con nosotros. Capitán entristeció y se negó a comer. Modesto, el veterinario,  diagnosticó no sé qué parásitos.  Pero nosotros sabíamos que, simplemente, había decidido acompañar a su inseparable amigo en esta última aventura, como sucedió unos días después.  En verdad, me gusta pensar  que  siguen allí, haciendo reír a toda la muchachada. Si cierran los ojos, también  ustedes los podrán ver.

Thursday, September 5, 2013

LOS BAUTIZOS DE CONSTANTE


 Corrían los días del verano de 1934 y, a pesar de la proximidad de un huracán, nada auguraba cambios en el tiempo. El sol brillaba regocijándose en los rostros infantiles que no cesaban de sonreír. Las campanas repicaban porque Dios embriagaba de alegría. Días antes, Constante, el sacristán, hizo llevar el mensaje a través de las Hijas de María: ese domingo la iglesia abriría sus puertas sin restricciones para todos los que desearan bautizarse.  Tata, como era conocida Ana Luisa Alfonso y Fernández, fue de puerta por puerta buscando a todos aquellos niños  “judíos” con la misión de llevarlos a recibir los santos sacramentos. Ese día su primer hijo también recibió el agua bendita.

Al fin del día, 22 niños fueron iniciados por la santa iglesia católica.  Tata terminó la jornada exhausta, pero satisfecha de haberle arrebatado todas esas almas a las garras del pecado. Esa noche durmió a piernas sueltas.

El lunes temprano en la mañana sintió que la llamaban. Como la puerta se quedaba sin pasar la talanquera, siempre entreabierta, pudo distinguir la figura del hombre adusto y con ropas  negras que la buscaba.

- Buenos días, Constante ¿qué lo trae por aquí tan temprano?
- Buenos días hija mía. Espero no la haya despertado.
- No se preocupe usted por eso. Me levanto siempre con los gallos. Pero bueno, pase y siéntese por favor.

Tímidamente pasó y se sentó en uno de los sillones de mimbre que flanqueaban la sala.

- Le voy a colar un poco de café. El intento detenerla, pero Tata ya estaba moviendo cacharros en la cocina y se quedó con el gesto en el aire. A los pocos minutos salió con una humeante taza del oloroso Pilón.

- Muchas gracias hija. Estaba delicioso....bueno se preguntará Ud. que hago aquí. En verdad venia, primero que todo, a felicitarla por la hermosa obra de caridad que hizo ayer. Fue un gran éxito para la iglesia y Dios la sabrá compensar...

- No tenía que molestarse en venir por eso, don Constante...

- En verdad, también vine porque…. vaya, al parecer ayer... disculpe, pero creo que se le olvido pagar los honorarios...

- ¿De qué honorarios habla usted? ¿Acaso no anunció con bombas  y platillos que los bautizos serian gratis?

- No, hija, no…. los honorarios de la iglesia son sagrados... ha sido un mal entendido...eso sería pecar....

Tata, que era famosa por justa y tener boca de látigo le increpó:

- Mire usted, Constante.  Si Dios no está contento con los bautizos y cree que esos niños pobres no merecían los santos sacramentos, el ciclón que está por llegar, va a arrancar el techo y hasta la última tabla de esta casa.  Ahora, si Dios está conforme y cree que esos bautizos son una obra  que tiene toda su  gracia, el campanario de la iglesia va a hacer arrancado por el viento y va a rodar hasta el mismísimo charco de los camarones.

- ¡Hija, no blasfemes así! ¿Cómo se le ocurre semejante tropelía?

- Nada más que hablar, Constante.  Veremos lo que Dios decide.


El sacristán tomó su sombrero y se marchó a toda prisa sin dar cabida a lo que sus oídos habían escuchado. El reto no podía ser sino una obra del diablo.

Mientras, el famoso huracán se acercaba a las costas de la isla. La radio y la prensa escrita lo describían como un gran meteoro, recomendando tomar precauciones tales como asegurar las puertas y ventanas, guardar alimentos enlatados y agua potable. Sin embargo, para los lugareños era tan solo uno ciclón más que pasarían en casa tratando de poner a resguardo los muebles y la cristalería, así como asegurando que los animales en las fincas y patios tuvieran un mínimo de protección. Para los pequeños, una emocionante aventura.

El domingo siguiente a los bautizos hizo su entrada con fuertes ráfagas de vientos y aguaceros torrenciales. La casa donde nací 25 años después se estremecía como si todo fuera a saltar por los cielos. Tata se movía rauda poniendo a buen recaudo los comestibles y mi abuelo martillo en mano reaseguraba las puertas con travesaños de estoicos maderos, empeñados en resistir las bocanadas de vientos que sacudían la vivienda como un merengue a punto de explotar.  Al amanecer el aire comenzó a menguar y la lluvia se hizo menos intensa. Y por los caprichos del tiempo en el Caribe, el sol ahuyentó al huracán y sus rayos comenzaron a calentar sin compasión.

Todos salían afuera a ver los estragos causados. Afortunadamente, la casa apenas tuvo daño alguno. Mis abuelos salieron al patio y comenzaron a recoger los gajos partidos y los pedazos de zincs esparcidos por doquier. En esos trajines estaban cuando la vecina Nemencia les dio la noticia:

EL CAMPANARIO DE LA IGLESIA SE LO LLEVO EL CICLON DE RAIZ Y FUE A PARAR AL RIACHUELO DE LOS CAMARONES. El único edificio que sufrió daños de consideración en todo el pueblo.

Al parecer, Dios o la mala suerte se encargaron de hacer cumplir la profecía de Tata. Dicen los más viejos del pueblo que Constante no se cansaba de repetir: Yo creo que esa mujer tiene un pacto con el diablo. Mi abuela solo se reía con esa picardía tan típica de ella.

¿Qué si Constante cobró los bautizos? Pues nunca más mencionó los honorarios y cuando veía a Tata la esquivaba como quien teme encontrarse con el demonio.

















Friday, May 24, 2013

EL OLVIDO


Han dejado muchas cosas olvidadas en este café cibernético. Desde prendas, flores, afiches, carteras, teléfonos y un gran etcétera. Pero quizá el que rompe toda suposición fue la de un hermoso bebé de seis meses en su cochecito. Este pasado invierno, una señora llegó como a eso de las 10:00 am mientras el niño dormía plácidamente.  Trabajó en una de las computadoras por algo más de una hora hasta que el llanto mimoso por hambre le hizo darle leche en biberón sin moverlo del cochecito y sentada en un sofá hacia el centro del café. Su teléfono sonó. Ella lo contestó mientras salía a fuera con la cartera al hombro. Yo estaba dentro de la oficina haciendo reparaciones y al no sentirla más pensé que se había marchado, puesto había pagado por adelantado.  

Cerca del mediodía sentí algo como un gatito maullando muy bajito. No le hice caso y seguí trabajando hasta que el llanto se hizo imposible de obviar. Allí, en su coche hecho un mar de lágrimas, encontré al pequeño. Salí buscando en derredor a su progenitora. Para mi sorpresa, no hallé rastro de ella. Sin otra opción, entré y cargué al infortunado crio. Al principio, lloraba con más fuerza ante el extraño que lo tenía en sus brazos; después de un poco de mimos y de hablarle suavemente mientras le sonreía dejo de hacerlo sin quitar sus ojos del rostro extraño que trataba de consolarlo.  Fue entonces que la mamá entro como un bólido llorando por haber dejado a su vástago solo por más de dos horas hasta percatarse que no lo tenía en el asiento trasero de su auto como suponía. Después de darme las gracias y pedirme mil disculpas, se retiró con su sonriente nene.  Creo que estarán de acuerdo conmigo que ha sido la “pieza” más original que pueda haber nadie dejado en un café cibernético.

Wednesday, February 27, 2013

GITANA TROPICAL




Quiero escribir sobre una mujer bella. No por los cánones de Hollywood o de la silicona de senos altos y caderas exuberantes. Hablo de una joven sencilla con talento de genio para las palabras y el poder que hace temblar a una tiranía. Alguien de cabellos castaño, crecido por años - levemente descuidados- peinados sobre sus hombros al estilo de las campesinas cubanas. Su imagen se empecina en dibujar la pintura Gitana Tropical del maestro Víctor Manuel.

Siento por ella una gran devoción. Es un sentimiento mezcla de admiración por esta Juana de Arco de nuestro tiempo, por este Don Quijote en faldas que se bate empuñando el teclado de su DELL contra los monstruos de la intolerancia generada por la dictadura más larga jamás conocida en el continente. Esta mujer sin igual se llama Yoani Sánchez, creadora del Blog “Generación Y”.

Cuando finalmente su carcelero le permitió salir a responder las invitaciones hechas por años, vimos en Brasil la mano larga del tirano tratando de empañara su imagen ¡Cual si la ignominia pudiera manchar el brillo del diamante! Gracias a la revelación de la mayor revista semanal brasileña "VEJA", en su edición del sábado 2 de febrero,  se supo todo lo relativo a una conspiración del embajador cubano en Brasilia contra Yoani; estallando así un escándalo de proporciones nacionales, que lejos de perjudicar a la bloguera, amplificó su importancia y prestigio en Brasil.

Los Castros no saben cómo lidiar con un "enemigo" como este. Su cacareada batalla de ideas la acaban de perder.







Monday, September 17, 2012

La Casa Blanca y la Emigración Cubana

Es contradictorio la supuesta “lealtad” que algunos Cubanos-Americanos influyentes, ya sea por sus cargos políticos, acceso a los medios de difusión o posición económica, exigen debemos tener hacia el Partido Republicano. En verdad, quien más nos ha favorecido en cuestiones de emigración y reasentamiento ha sido el Partido Demócrata, sin que ello implique que tengan nuestro voto o debamos serles “fieles” sin ejercer nuestro derecho al libre albeldrio. Veamos los hechos.

Tras la instauración de la dictadura comunista en 1959, un gran número de cubanos emigró a los Estados Unidos, radicándose la mayor parte de ellos en Miami. Este éxodo inicial ocurrió mayormente durante el gobierno demócrata de John F. Kennedy, y tuvo su continuación durante otros gobiernos demócratas:

• 28 de septiembre de 1965, Presidente de los Estados Unidos, Lyndon B. Johnson, Partido Demócrata. Fidel Castro anunció que hasta el 10 de octubre el puerto de Camarioca estaría abierto para todos los emigrados que quisieran llevarse a sus familiares. El puerto estuvo abierto hasta el 15 de noviembre de 1965. Por esa vía salieron 2979 cubanos, y otros 2104 quedaron en Camarioca hasta que fueron recogidos en barcos alquilados por el gobierno de Estados Unidos.

• Tras el fin de las operaciones en Camarioca, y según un acuerdo entre Lyndon B. Johnson y Fidel Castro se iniciaron los llamados «vuelos de la libertad», una manera más segura y ordenada. Estos vuelos se efectuaron dos veces al día, cinco días a la semana desde el 1 de diciembre de 1965 hasta abril de 1973 cuando fueron cancelados por el presidente Richard Nixon, republicano. En estos vuelos viajaron a Estados Unidos 260 561 cubanos.

• Entre el 15 de abril y el 31 de octubre de 1980, Presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter, Demócrata. Éxodo del Mariel. En esta ocasión 125 000 cubanos abandonaron la isla en botes provenientes de Estados Unidos, a estas personas se les conoce comúnmente como marielitos.

• Después de la tragedia del remolcador Trece de Marzo y algunos disturbios posteriores, el 13 de agosto de 1994, Fidel Castro anunció que a partir de ese momento los guardafronteras cubanos se retirarían, permitiendo la salida del país a cualquier persona que así lo quisiera. Esta acción provocó la llamada «crisis de los balseros». El 19 de agosto la administración del Presidente Bill Clinton, demócrata, ordenó la intercepción de los emigrantes cubanos en alta mar y su traslado a un refugio seguro en la Base Naval de Guantánamo. A ese refugio fueron trasladados 32 362 cubanos, que luego fueron admitidos en Estados Unidos.

• En la actualidad existe un sorteo de visas –acordado durante el gobierno de Clinton- sólo para ciudadanos cubanos según el cual unos 20 000 cubanos viajan cada año a Estados Unidos. Mas la macarrónica ley de Pies Secos, Pies Mojados que permite a los cubanos que toquen suelo americano quedarse, los que no llegan a tierra son deportados.

Es hora de romper el mito que los republicanos son los que más han hecho por nosotros los cubanos. En última instancia, solo nos corresponde a nosotros buscar la libertad de Cuba sin esperar por lealtades de partidos.





¿Es compatible el Islam con la Democracia?

Puede ser discutible si los radicales islamistas siguen o no al pie de la letra el Corán. Lo cierto es que son la cara visible del mundo musulmán y su efecto una amenaza para la existencia de Israel y la estabilidad de la cultura occidental. Su intolerancia es incompatible con los principios básicos que norman la Democracia tal y como los occidentales la concebimos, o sea, los derechos naturales proclamados por Rousseau en la Declaración de los Derechos Inalienables del Hombre e inherentes a su condición humana.

Tras la Primavera Árabe ha llegado el Otoño Extremista. Los que piensan que se puede instaurar democracias donde predomina la ideología ultraconservadora islámica, puede que los haga cambiar de padecer los hechos recientes en Libia donde el embajador norteamericano, un hombre entregado a la causa por la libertad y la constitución de una Libia libre y democrática, recibe como premio la muerte ¡Qué Paradoja!

No puede construirse una democracia donde no hay Tolerancia Religiosa, Libertad de Expresión, Derechos Humanos para todas las Etnias, Respeto y Derechos para las Mujeres y Niños que son violados con la anuencia de sus líderes religiosos, Separación de la Religión y el Estado, Constituciones Laicas, Eliminación de los Bárbaros Castigos infligidos a su población como cortarle una mano a un niño por tomar un pan que calme su hambre o Apedrear a una infeliz mujer hasta matarla por supuesto delitos de adulterio; aun si fue brutalmente violada . Mientras que exista esa corriente de pensamiento predominante, nunca llegará la verdadera redención y libertad al Medio Oriente como a otras regiones de igual influencia. Hablar de Democracia es una quimera irrealizable, al menos, dentro del escenario actual.

Saturday, September 8, 2012

Obama: Mejor Candidato

El Presidente Obama debe ganar la reelección en octubre 2012 basado en su plataforma y las aspiraciones de la mayoría de los americanos. En la recién finalizada convención demócrata, enmarcó el contraste entre dos modelos de sociedad, y defendió una nación de ciudadanos comprometidos con el bienestar colectivo frente al sálvese quien pueda que proponen sus rivales republicanos. Vimos a un hombre más cercano a los mortales, racional, sin consignas huecas; sino logros y errores concretos, espíritu crítico y un plan a seguir. Veamos los principales puntos:

• Impuestos justos a los ingresos altos y protección de la clase media por encima de todas las cosas, la ayuda a las empresas que invierten en Estados Unidos, que crean puestos de trabajo y exportan sus productos, a la innovación, a las energías alternativas y a la educación de los trabajadores para los empleos del futuro.

• Ha demostrado fortaleza en la defensa del país, avalado con la muerte de Osama Bin Laden, cumplida su promesa de terminar la Guerra de Irak, y reiterado su compromiso con la defensa de Israel. Apoyo a los veteranos y sus familias, pero gastos militares de acuerdo a las necesidades sin excesos.

• Sabiduría para evitar la quiebra de la industria del automóvil. Con esas mismas armas intentará ahora acabar con el desempleo, que sigue siendo el problema más urgente.

• El apoyo a los jóvenes latinos “ilegales” mediante la orden presidencial que les permite por dos años obtener permisos de trabajo y continuar los estudios en espera de poder pasar el Dream Act.

• Espaldarazo a las mujeres con su posición a favor del aborto y a la comunidad gay con relación al matrimonio y el ingreso en los cuerpos del ejército.

• La percepción generalizada de que el binomio Romney-Ryan representan a una élite desvinculada de las necesidades de la clase media y el pueblo trabajador norteamericano.

Hoy por hoy, Obama es el candidato que mejor representa al heterogéneo votante norteamericano, pero, como siempre, las urnas en noviembre dirán la última palabra.